jueves, 19 de enero de 2012

Berretas

Cuando estuve en Buenos Aires, me junte con mis compañeras del colegio.

Realmente no encontré nada en común como tenía hace por ahí 15 años con ellas. Se la pasaron hablando de pañales, médicos, comida, y el precio de las cosas, colegios uniformes y demás cosas, parecería que habían sido abducidas por sus hijos y sus matrimonios, no tenían vida propia, me dio pena por ellas.

Solo una del grupo se mantiene sin casar y esta recién estrenando novio, nos pusimos hablar como siempre de hombres y de las cosas que hacen y hacemos.
Me conto que una vez había conocido a uno, la iba a pasar a busca, como llegaba tarde y ella tenía hambre, en su casa comió algo. Cuando llego la hora en la que el flaco la paso a buscar tarde, salieron fueron a comer, ella no comió nada, y a la hora de pagar la cuenta, el muerto de hambre, quería dividir la cuenta. Luego de todo esto ella ya con chinche, se quería ir a su casa, y el la acompaño hasta la parada del colectivo, espero a que venga y cuando ella se subió, vio al flaco que se tomaba un taxi. Berreta total…. No costaba nada acercarla a la casa con el taxi…

El viernes pasado Salí yo con un flaco, fuimos a cenar, y de repente no tenía dinero… pague yo la cena, a mi por poco se me cae la cara de vergüenza. Luego me llevo con el coche a un lugar súper bonito (que yo ya conocía, y el boludazo se sorprendió cuando le dije que lo conocía) donde se ve toda Barcelona desde arriba. Se ve que escucho cuando le dije que me encanta ver las ciudades de noche desde arriba. Las copas las pago él… obviamente yo ni me inmute para pagarlas. Tenía dinero para las copas pero no para la cena… luego nos vamos en su coche, el flaco me dio un par de besos, HORRIBLES, y me dice en el coche vamos a mi casa, le dije NO, siguió insistiendo con que la vida es una sola que tenemos que aprovecharla, bla, bla, bla. Mi No fue tan rotundo que arranco el coche y me dejo en la parada del autobús… yo ya estaba más que re caliente del enojo de pagar la cena, encima el flaco tranzando mal, ya estaba desquiciada, le hice la cruz. Para llevarme a tu casa sí, pero a la mía no? teniendo coche, con el frio que hacía y siendo tarde…

El martes me manda un whatsapp, diciéndome que volvíamos a quedar… mi contestación fue… flaco date cuenta que no tenemos feeling, vos y yo no vamos a ir ni a la esquina, todo bien con el pero que no volvería a quedar con el… me contesto oh, q sorpresa no me lo esperaba realmente me dejas sorprendido, yo pensé que si había feeling.

Conclusión, Hombres Berretas, y pelotudazos elevados a la enésima potencia hay en todos lados del mundo!!! Nenas tenemos que hacer algo al respecto!!!

2 comentarios:

Mañosa dijo...

Si, no darles bola. No valen la pena!

Besos

M

Ramita dijo...

Por fin pude leerlo en paz! si berretas, amo esa expresión, detesto los boludos que se creen encantadores y merecerian tener la estima por el piso para darse cuenta que no valen dos mangos. Todas tenemos alguno asi en nuestro historial

Besos!!


Rami